Los avances de la ciencia y la tecnología en el campo de la medicina han permitido  mejorar y ampliar la calidad de vida. Es el caso de la determinación de los genes BRCA 1 y 2 que permiten establecer la presencia o no de cáncer de mama y ovario de carácter hereditario.

Se desarrolló la primera reunión de la Comisión Evaluadora de Cáncer Hereditario producto del esfuerzo mancomunado del Ministerio de Salud de Mendoza, el Programa Oncológico provincial, la UNCuyo, OSEP y distintos organismos del sector médico y social.

La Comisión se encuentra formada por oncólogos, genetistas y cirujanos. Su propósito es evaluar correctamente cada uno de los casos y determinar qué afiliadas necesitan realizarse el Test de BRCA 1 y 2, con una cobertura al 100% por parte de OSEP.

Profesionales de excelente y reconocida trayectoria serán los encargados de evaluar cada caso. Se trata de los doctores Jorge Hidalgo, oncólogo de OSEP; Adolfo Capo, oncólogo del programa de Tumores de Mendoza y  Alejandra Mampel y Laura Vargas Roig, genetistas especialistas en cáncer hereditario.

Cuestión de herencia

Algunos tipos de cánceres “son hereditarios y hoy existen test genéticos mutacionales que permiten detectarlos y tomar conductas preventivas al respecto”, explicó Flavio Albarracín, jefe del Departamento de Oncología de OSEP.

En tanto Laura Vargas Roig, médica investigadora del Conicet, especializada en asesoramiento genético hereditario en cáncer de mama y ovario, dijo que Mendoza, es la primer provincia,  a través de la Obra Social, que con el estudio de mutación genética logrará la prevención de estos dos tipos de cáncer  hereditario, en las afiliadas con predisposición familiar.

Es importante poder determinar en la paciente la posibilidad de la mutación genética para brindar “apoyo y estrategias de detección precoz y preventivas, comentó Jorge Hidalgo, asesor de Oncología de OSEP.

Por su parte, Alejandra Mampel, especialista en genética médica de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo e integrante del Instituto de Genética y el COIR remarcó que este tipo de “herramienta, como es el testeo molecular en pacientes con posibilidad de este tipo de patologías, permite establecer estrategias de prevención lo que suma  calidad de vida a los pacientes”.

El trabajo interdisciplinario de la Comisión Evaluadora se  basa en la Ley de Cáncer Hereditario y es fruto de una investigación exhaustiva desde el punto de vista de las necesidades poblacionales y del impacto fármaco-económico, explicó Adolfo Capo, médico oncólogo a cargo del programa Oncológico Provincial.

Recursos en salud

Es la primera vez, que el Estado, en este caso OSEP, en su rol de financiador de la Salud, hizo una evaluación económica de tecnología sanitaria,  un estudio de impacto para determinar la importancia de realizar este test, reuniendo a los actores más importantes  como son la Universidad, el Ministerio de Salud y la propia Obra Social.

Es fundamental esta evaluación económica porque verifica los impactos presentes y futuros, demostrando, en este caso, que es rentable en el tiempo hacer este tipo de inversiones, como lo es el test de mutación genética BRCA1 y 2 para evitar o detectar precozmente los estadíos de estos cánceres, finalizó Gustavo Muñoz Catón, Subdirector de Economía de la Salud de la Obra Social.

Fuente: http://osepmendoza.com.ar/bcra-1-y-2-con-cobertura-al-100-por-parte-de-osep/